Verde Technologies colabora con NREL y NIU para avanzar en las células solares de perovskita

Verde Technologies, una empresa con sede en Vermont especializada en energía solar de película delgada de perovskita, ha anunciado una asociación exclusiva con el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del Departamento de Energía de EE. UU. y la Universidad del Norte de Illinois (NIU) para acelerar la comercialización de células solares de perovskita. Estas células han mostrado notables ganancias de eficiencia, pasando del 3% en 2009 a más del 25% en la actualidad. Sin embargo, para convertirse en una tecnología comercial competitiva, es necesario abordar varios desafíos, como la estabilidad, la escalabilidad, la capacidad de fabricación y la bancabilidad.

 Verde Technologies colabora con NREL y NIU para avanzar en las células solares de perovskita
Verde Technologies colabora con NREL y NIU para avanzar en las células solares de perovskita

La colaboración entre Verde, NREL y NIU tiene como objetivo abordar estos desafíos y desbloquear todo el potencial de los paneles solares de perovskita eficientes, seguros y asequibles a gran escala. Verde aporta su experiencia en el desarrollo de una capa de secuestro de plomo que elimina las preocupaciones de fugas de plomo al tiempo que mantiene la integridad estructural y la potencia de salida de las células solares.

Un enfoque clave de esta asociación es desarrollar técnicas de fabricación para producir células solares de perovskita estables, seguras, de bajo costo y reciclables. NREL y NIU han trabajado juntos anteriormente en una cinta adhesiva transparente que se puede aplicar a las células solares de perovskita para absorber cualquier fuga de plomo. Se ha demostrado que esta cinta absorbe el 99,9% del plomo que se filtra de las células gravemente dañadas.

Además, Verde está aprovechando una técnica de encapsulación desarrollada en NREL para mejorar la estabilidad y el rendimiento de las células solares de perovskita al reducir su sensibilidad a la humedad. Esta técnica ayuda a proteger las células de la degradación y prolonga su vida útil. Como parte de la colaboración, Verde también ha obtenido los derechos de las innovadoras tecnologías solares de perovskita de NREL, y ambas instituciones comparten los ingresos o regalías generados.

Esta colaboración marca un hito importante en la comercialización de células solares de perovskita. Al aprovechar la experiencia colectiva de Verde, NREL y NIU, el objetivo es desarrollar paneles solares de perovskita escalables, eficientes y respetuosos con el medio ambiente que puedan competir eficazmente en el mercado.

Las células solares de perovskita tienen un inmenso potencial debido a su alta eficiencia y a su coste relativamente bajo en comparación con las tecnologías solares tradicionales. Están hechos con una clase de materiales llamados perovskitas, que tienen una estructura cristalina única que les permite absorber una amplia gama de luz solar. Esto hace que las células solares de perovskita sean altamente eficientes para convertir la luz solar en electricidad.

Sin embargo, a pesar de su promesa, las células solares de perovskita se enfrentan a varios retos que deben superarse antes de que puedan adoptarse ampliamente. Un obstáculo importante es su estabilidad. Se sabe que los materiales de perovskita se degradan cuando se exponen a la humedad o la luz, lo que reduce la vida útil y el rendimiento de las células solares. Además, las células solares de perovskita contienen plomo, lo que plantea preocupaciones sobre el impacto ambiental y la seguridad.

Para hacer frente a estos desafíos, Verde Technologies, NREL y NIU han unido fuerzas. Verde se especializa en el desarrollo de una capa de secuestro de plomo que evita la fuga de plomo, asegurando que las células permanezcan seguras y estructuralmente sólidas. NREL y NIU han colaborado en la creación de una cinta adhesiva transparente que absorbe el plomo filtrado, mitigando el posible daño ambiental.

Además, Verde está utilizando la técnica de encapsulación de NREL, que mejora la estabilidad de las células solares de perovskita haciéndolas menos sensibles a la humedad. Esta técnica ayuda a proteger las células de la degradación causada por factores ambientales, mejorando su durabilidad y longevidad.

Al combinar su experiencia y recursos, Verde, NREL y NIU están trabajando para hacer de las células solares de perovskita una solución energética comercialmente viable y sostenible. El objetivo es desarrollar técnicas de fabricación que permitan la producción a gran escala de paneles solares de perovskita estables, seguros, de bajo costo y reciclables.

Esta colaboración no solo allana el camino para paneles solares más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, sino que también contribuye a los esfuerzos en curso para la transición hacia un futuro energético limpio y sostenible. Los avances logrados a través de esta asociación ayudarán a acelerar la adopción de energías renovables y a reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles.