¿Cuántas baterías puedo utilizar en paralelo?

Las conexiones de baterías en paralelo son una práctica común para muchas aplicaciones, desde sistemas de energía solar domésticos hasta vehículos eléctricos. Cuando las baterías se conectan en paralelo, sus capacidades se suman, lo que permite tiempos de funcionamiento más largos y un mayor suministro de corriente. Sin embargo, existen límites en cuanto a la cantidad de baterías que se pueden conectar en paralelo, y comprender estos límites es crucial para garantizar la seguridad y un rendimiento óptimo.

 ¿Cuántas baterías puedo utilizar en paralelo?
Cuántas baterías puedo utilizar en paralelo

El número de baterías que se pueden conectar en paralelo depende de varios factores, como el tipo de baterías, sus capacidades y su resistencia interna. En general, se recomienda conectar no más de cuatro a seis baterías en paralelo, ya que los números más altos pueden aumentar el riesgo de carga y descarga desiguales, lo que puede provocar fallas prematuras de la batería y riesgos de seguridad.

Un factor que afecta a la cantidad de baterías que se pueden conectar en paralelo es su resistencia interna. Las baterías con baja resistencia interna pueden manejar flujos de corriente más altos y es menos probable que se sobrecalienten o sufran desequilibrios de voltaje. Las baterías de fosfato de hierro y litio (LiFePO4), conocidas por su alta densidad de energía y su larga vida útil, tienen una resistencia interna relativamente baja y son adecuadas para conexiones en paralelo.

Redway, un fabricante OEM de baterías LiFePO4 personalizadas, ofrece una gama de baterías LiFePO4 diseñadas para conexiones en paralelo. Estas baterías cuentan con altas tasas de descarga, baja resistencia interna y mecanismos de seguridad incorporados para evitar sobrecargas, descargas excesivas y cortocircuitos. También se pueden personalizar para cumplir con requisitos específicos de voltaje y capacidad, lo que los hace ideales para una amplia gama de aplicaciones.

Además del tipo y la capacidad de las baterías, el cableado y el equilibrio de las conexiones en paralelo también son factores críticos a tener en cuenta. El cableado adecuado garantiza que la corriente se distribuya uniformemente entre las baterías, mientras que los circuitos de equilibrio evitan la sobrecarga o descarga de baterías individuales. Estos circuitos monitorean el voltaje de cada batería y ajustan la velocidad de carga o descarga para mantener el equilibrio.

Los estudios de casos han demostrado que las conexiones en paralelo de cuatro a seis baterías LiFePO4 pueden proporcionar energía confiable para una variedad de aplicaciones, incluidos vehículos eléctricos, sistemas solares fuera de la red y aplicaciones marinas. Por ejemplo, una empresa llamada Enerdel utilizó baterías Redway LiFePO4 en sus autobuses eléctricos, logrando hasta 200 millas de alcance con una conexión en paralelo de cuatro baterías. Del mismo modo, un cliente de Redway utilizó una conexión en paralelo de seis baterías LiFePO4 para alimentar su cabina fuera de la red, proporcionando suficiente energía para luces, electrodomésticos y una bomba de agua.

En conclusión, si bien la cantidad de baterías que se pueden conectar en paralelo depende de varios factores, como el tipo de baterías, sus capacidades y resistencia interna, generalmente se recomienda conectar no más de cuatro a seis baterías en paralelo. Las baterías LiFePO4, con su baja resistencia interna y sus características de seguridad integradas, son una buena opción para conexiones en paralelo. Los fabricantes OEM de baterías LiFePO4 personalizadas, como Redway, ofrecen baterías LiFePO4 confiables y personalizables que pueden cumplir con requisitos específicos de voltaje y capacidad para una amplia gama de aplicaciones.