Cargadores de baterías flotantes y tecnología de baterías flotantes

A diario, puede cargar su teléfono, tableta, computadora portátil e incluso sus vehículos autónomos, vehículos todo terreno y vehículos recreativos sin pensar mucho en el equipo de carga que le permite usar estos elementos en primer lugar. Es hora de revelar el mecanismo de la batería para recargar sus dispositivos.

La tecnología de batería flotante es el tipo de tecnología que se encuentra con mayor frecuencia en los cargadores. Esta tecnología de vanguardia mantiene la batería cargada al proporcionar una corriente y voltaje alterados a un nivel notablemente bajo que ayuda a que la batería permanezca completamente o casi completamente cargada. Estos cargadores mantienen las baterías cargadas dispensando continuamente pequeñas cantidades de corriente según sea necesario. Debido a la capacidad de la batería para suministrar carga continuamente para compensar la pérdida de energía, se da a entender que su batería mantendrá su carga completa a pesar de las pérdidas por autodegradación.

 Cargadores de baterías flotantes y tecnología de baterías flotantes

La mayoría de las aplicaciones y dispositivos de suministro de energía de emergencia y respaldo emplean cargadores flotantes. Las baterías que no se descargan regularmente funcionan mejor con este tipo de cargador. Sin embargo, debido a que pueden proporcionar una corriente más baja de lo normal, estos cargadores no son apropiados para aplicaciones con requisitos de respaldo significativos. En su lugar, puede usarlos fácilmente para necesidades mínimas de copia de seguridad.

Estos cargadores de flotador tienen un voltaje preestablecido. El cargador comienza a recargarse una vez más para mantener la batería cargada cuando el nivel de la batería cae por debajo de un umbral de voltaje específico.

Las baterías de plomo-ácido se utilizan normalmente con baterías flotantes. Debe tener cuidado si alguna vez los usa con baterías de valor regulado porque la fuga térmica puede convertirse en un problema. Utilice la opción de corrección de temperatura de la batería para evitar este problema. Esta característica permite ajustes para mantener la corriente flotante constante con los cambios de temperatura.

Muchos prefieren los cargadores de baterías flotantes debido a las ventajas que proporcionan. Protegen su batería de daños y sobrecargas y son increíblemente seguros de usar. Además, tiene un precio razonable y es fácil de conectar.

En UPS, baterías de vehículos, luces de emergencia y otros equipos similares, los cargadores flotantes se utilizan con frecuencia.

Cargadores de baterías flotantes para vehículos

La batería del automóvil se puede cargar perfectamente con cargadores de baterías flotantes. El rendimiento de los cargadores flotantes es significativamente mejor que el de los cargadores de baterías de goteo y otros cargadores. ¿Entiendes por qué? porque proporcionan a la batería una carga de corriente constante. La corriente es tan pequeña y está tan por debajo de la corriente nominal de la batería que elimina por completo la posibilidad de sobrecarga, protegiendo su batería de sobrecargas y daños.

 Cargadores de baterías flotantes y tecnología de baterías flotantes

Si no utilizas tus coches de forma habitual, los cargadores de flotación son la solución ideal. Si solo conduce ocasionalmente, debe tener en cuenta que la batería del automóvil es propensa a autoagotarse, lo que eventualmente provocará daños en la batería. Puede mantener su batería completamente cargada o, más prácticamente, cerca de la carga completa mediante el uso de carga flotante para preservar el voltaje perdido debido al autoagotamiento. Es por eso que es la mejor opción para usted si mantiene con frecuencia su automóvil en su garaje durante mucho tiempo. Además, prolonga la vida útil y la eficacia de la batería de su automóvil. En realidad, no hay riesgo de dañar la batería de su automóvil cuando conecta permanentemente la carga flotante a la batería.

Estos cargadores están programados para apagarse cuando la batería de su automóvil está completamente cargada. Cuando el voltaje de la batería del automóvil cae por debajo de un umbral predeterminado, comienzan a recargarse una vez más. Por lo general, envían la corriente para recargar la batería cuando se alcanza ese límite. La corriente sigue flotando en el cargador para mantener la carga de la batería como resultado de este mecanismo, por lo que se le conoce como cargador “flotante”.

Carga de baterías flotantes

Al cargar una batería con una corriente flotante, el cargador mantiene el voltaje de la batería. Cuando alcanza el punto de corte o el rango de voltaje predeterminado, la carga o corriente flota. Los cargadores comienzan a hacer flotar la corriente cuando el voltaje cae fuera de ese rango.

La carga flotante, también conocida como carga “lenta”, ocurre después de la carga por absorción, cuando la batería tiene aproximadamente un 98% de estado de carga. Luego, la corriente de carga se reduce aún más para que el voltaje de la batería caiga al voltaje de flotación. La carga flotante de una batería mantiene la batería a plena capacidad durante todo el día.

 Cargadores de baterías flotantes y tecnología de baterías flotantes

The battery, charger, and load are typically linked in parallel when the battery is being charged. While operational, the charger provides current to the connected load while drawing electricity from the regular power grid. It implies that the power supply’s charge is channeled through it to the load. A parallel connection implies that you will receive an unbroken and constant supply of power.

The floating battery steps in to provide a backup power supply until you restore the usual power supply line in the event that the normal power supply line is unable to provide the necessary power.

Voltage for Battery Floating Charging

The term “float voltage” refers to the voltage required to maintain the battery. At this voltage, the battery likely to be fully charged, which suggests that there is no room for the power lost to self-discharge. Typically, the voltage is maintained constant while charging. The battery’s chemistry and construction, as well as changes in temperature, affect the voltage. If you maintain the voltage as per the type of battery together with the right temperature, then you can keep the charger attached to the battery for as long as you like without inflicting even the least damage to the battery.

The voltage inside a 12 volt battery is typically kept at 2.25 volts per cell, or roughly 13.5 volts overall. The battery floats the charge at this voltage without overcharging it or boiling the electrolyte, indicating that no harm is done.

However, because of the low voltage and low current, the charging process is very sluggish.  Because of this, if you have the time to recharge your battery or can leave the charge on overnight, these chargers are ideal for you.